Translate

jueves, 30 de octubre de 2014

Recuperando el tiempo perdido

Esta última semana está siendo productiva para mí porque he podido llevar a cabo varias manualidades que tenía ganas de hacer desde hace tiempo. 
Había comprado hacía unas semanas pintura chalk paint, que tan de moda está, y tenía en mente unas cosillas que decorar con ella. He de decir que me ha gustado el resultado pero que la pintura en sí no me parece taaaaan la bomba como había leído por ahí, creo que con una pintura acrílica hubiera conseguido un resultado parecido, pero es que el color mint me tenía robado el corazón. A lo mejor también es cierto que necesito algún cursillo para aprender todas las virtudes de la chalk paint.

En primer lugar quería pintar una pequeña banqueta que mi marido, en sus años mozos de aprendiz, había construído. Una banqueta que estaba llena de chorretones de pintura y suciedad varia que hice desaparecer con un buen lijado. La idea del dibujo geométrico lo cogí de aquí y me puse manos a la obra.  La verdad que fue muy sencillo y el resultado muy satisfactorio. Ahora Pintxo ya llega al lavabo y puede lavarse las manos con comodidad sin tener que sujetarle yo a pulso.
El mismo día que me puse a trabajar con la banqueta me llegó un pedido en una caja de madera que pedía a gritos ser reconvertida en alguna otra cosa bonita y se me ocurrió pintarla con chalk paint y utilizarla como marco para fotos. Según la estaba pintando me apeteció decorar el marco con chorradas que tengo por casa y acabé haciendo una especie de diorama del estilo de los que vi en Tea on the moon que son una maravilla. El resultado fue éste y aunque me gusta más a mí que a Pintxo ya lo tenemos colgado en la pared de su habitación.


https://lh6.googleusercontent.com/-vNYCOi2Zpt0/VEj45RkgGhI/AAAAAAAAC8g/il92WMDxBPk/s640/blogger-image--1747094083.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario